Estuches y cajas para herramientas

Las cajas de herramientas son ideales para llevar un orden de todos los utensilios de construcción que tenemos. Desde tornillos, clavos y martillos, las cajas y estuches de herramientas son los mejores aliados para tener un orden correcto.

Las mejores cajas y estuches para herramientas

Aunque es cierto que existen muchos diseños de estuches y cajas para proteger las herramientas, la principal ventaja de este tipo de elementos es la forma en que podemos ordenar todo.

Estas cajas pueden tener múltiples compartimientos o divisiones que ayudan a un mejor control de herramientas, pero lo mejor de todo esto podemos encontrarlos en los materiales con las que son fabricadas, ya que su principal recurso de fabricación es a base de acero al carbono, lo que beneficia su protección.

¿Qué tipos de cajas de herramientas existen?

La variedad es muy extensa, pero entre los tipos más comunes se pueden mencionar:

Maletín de herramientas

Tal y como su nombre lo indica, este tipo de cajas tienen una forma de maleta que puede contar con cerradura, pero depende del modelo puede llegar a no tenerlo. Se pueden hallar en distintos tamaños y con diversos compartimientos.

Caja de herramientas

Otra versión de las cajas de herramientas, aunque su aspecto no se asemeje al de una caja en concreto, pueden encontrarse en diferentes formatos y con variedad de diseños.

Caja tipo cofre

Este tipo de cajas son ideales para mantenerlas en un solo lugar, aunque existen diversos modelos que pueden estar dotados de modalidad. Pero, por lo general se trata de una caja con diferentes escalones al frente y una bandeja superior.

Carros de herramientas

Los carros de herramientas son productos más destinados al uso industrial. No obstante, cumplen de igual manera la misma función que los expuestos anteriormente, ya que tienen espacios y compartimientos donde se pueden separar las herramientas y resguardarlas. 

Las cajas de herramientas pueden variar dependiendo de su fabricante, al igual los tamaños no siempre serán los mismos, pero su función principal siempre será la de mantener y proteger nuestras herramientas de posibles inconvenientes.